Toggle Nav

Consejos para el mantenimiento de piletas en invierno

Posted on 27 July, 2016 by admin There have been 0 comments

Al finalizar la temporada de verano tendemos a olvidarnos del mantenimiento de nuestra pileta. Sin embargo no debemos perder de vista este punto durante los meses más fríos, ya que es fundamental para su buen funcionamiento la próxima temporada.

Desde Moldear recomendamos conservar el agua de la piscina todo del año llevando un mantenimiento regular por dos razones: primero contribuimos al cuidado del medio ambiente al no derrochar agua y segundo protegemos la pileta. Ya que el agua en el interior de la pileta actúa como estabilizador de las distintas presiones que actúan sobre las paredes y el fondo de la pileta, el vaciado de la pileta puede hacer que ceda alguna pared perjudicando la estructura de la pileta.

En este blog te presentamos 3 tips para mantener tu pileta de fibra de vidrio limpia y en buen estado de manera fácil y rápida durante los meses de invierno.

Por un lado, es importante cuidar la limpieza del agua de la piscina en época invernal, ya que, como ocurre en el resto de las estaciones, en esta también existen microorganismos o elementos externos que la perjudican, por ende es necesario utilizar productos como alguicidas, bactericidas y clarificante por lo menos cada 15 días. Éstos y otros complementos deben ser disueltos antes de su aplicación, ya que en grandes concentraciones pueden llegar a afectar y decolorar la pileta.

Las cantidades de químicos para usar tomando como ejemplo una pileta de 8x4x1.3 (poco más de 40000 lts.), deberían ser similares a los siguientes:

  • Pastilla de Cloro (disolución lenta): Su consumo se reduce a la mitad en invierno, con 2 pastillas al mes nos será suficiente. Siempre es recomendable contar con cloro líquido; que nos será útil luego de días lluviosos o con fuertes vientos.
  • Floculante (precipitante, decantador): Sólo lo usaremos cuando veamos el agua turbia. Su uso se reduce a un 10%.
  • Alguicida: Recomendamos una dosis normal cada 30 días

Podemos mencionar también que existen químicos especializados para trabajar en bajas temperaturas como es el caso de los líquidos invernales, especiales para momentos en los que la pileta no tendrá uso pero deseamos mantener su agua en condiciones, además de facilitar su reactivación para las temporadas de primavera y verano. Recuerden que el nivel del cloro debe ser entre 1 y 1 ½ ppm (Partes por millón) mientras que el PH  debe oscilar entre 7,2 y 7,6 ppm. La utilización de un kit de laboratorio nos permitirá controlar los niveles de Cloro y PH.

Otro tip es la utilización del sistema de filtrado. Al igual que en el verano el equipo de filtrado también nos será de gran ayuda. Utilizarlo por unas pocas horas dos veces por semana será suficiente. Debemos tener especial cuidado con las bajas temperaturas (Bajo cero) para evitar que se dañe. Es importante remover el exceso de agua del equipo, ya que, si nos encontramos en una zona de baja temperatura el agua podría congelarse y dañar tuberías o el mismo equipo.

Sin lugar a dudas las grandes aliadas para el mantenimiento de las piletas en invierno son las cubiertas, nuestro tercer tip. Utilizarlas significa un ahorro en químicos y otros productos a la hora de la limpieza y el mantenimiento de nuestra piscina, ya que impedirá que entren hojas y por ende reducirá las posibilidades de que se ensucie la pileta. Existen muchos tipos de cubiertas:

  • Cubiertas con cúpulas: Poseen cúpulas altas o bajas que cubren toda la pileta, restringen el ingreso de cualquier elemento y son estéticamente atractivas. Una cúpula alta permite el uso de la pileta sin importar el clima y aumenta la temperatura del agua de la piscina.

  • Cubiertas de invierno o planas: Por lo general son hechas de lona o plástico flexible. Son cubiertas agarradas al borde de la pileta que cubren su totalidad. Están diseñadas para evitar que caiga cualquier rama, hoja, escombro o suciedad a su interior, por pequeño que sea, por lo que evitan el crecimiento de algas y con esto las variaciones en el PH y Cloro.

  • Cubiertas de seguridad: Permiten sostener grandes pesos sobre la pileta, brindando más seguridad o permitiendo utilizar la pileta como solárium para la colocación de muebles. Existen cubiertas de muchos materiales desde manta térmica hasta maderas, por lo general funcionan en modo de persiana.

Lo importante es elegir la que mejor se adapte a nuestra piscina y saber que requieren de un cuidado y limpieza tal como la pileta, utilizando productos que no perjudiquen sus cualidades funcionales. En muchas ocaciones bastara con limpiarla con una manguera, evitando friccionarla de más, ya sea con cepillos o trapos que en lo posible siempre deberemos evitar.

La cubierta al estar cerca del agua, está rodeada de mucha humedad por ende debemos higienizarla con productos anti moho como así también quitar el polvo y hojas que se alojen sobre esta.

En el caso de no poseer cubierta deberemos retirar las hojas e insectos que queden en la superficie con un saca hojas ya que estos también afectaran la salud del agua y pileta.

Realizando el mantenimiento adecuado para el cuidado de la pileta en estas épocas nos permitirá llegar al verano con nuestra piscina en las mejores condiciones y sin necesidad de incurrir en gastos mayores debido a un desperfecto en la piscina, solamente nos quedará disfrutar del verano en nuestra pileta.


Este artículo fue publicado en Sin categoría