Toggle Nav

Iluminación Subacuática

Posted on 14 March, 2018 by admin There have been 0 comments

La iluminación subacuática o como mejor la conocemos “Las luces de la pileta” ha sido tendencia en los últimos años en relación a la construcción de piscinas.  Permite extender el tiempo de uso de la pileta e integrarla como elemento decorativo exterior por las noches.

El mercado de piletas siempre se ha mostrado ágil a la hora de adoptar nuevas tecnologías y productos, generando un gran abanico de posibilidades para su iluminación.

Al haber toda una gama de alternativas para iluminación subacuática desde Moldear recomendamos tres tipos: LEDs (light-emitting diode), Fibra Óptica y Lámparas Incandescentes. Más adelante haremos hincapié en cada una de ellas más detalladamente.

Recomendaciones para una mejor iluminación:


No iluminar de más, una pileta muy brillante con alrededores oscuros es peligroso para las personas que estén alejadas de la zona de la pileta ya que no podrán ver donde están pisando


Evitar las sombras, considerar la forma de la pileta a la hora de instalar el equipo de iluminación.


La superficie de la pileta forma un papel importante del resultado final, es posible crear interesantes efectos de iluminación entre las luces dentro de la pileta y la superficie de la misma.


La iluminación de color no es tan brillante como la luz blanca, en el caso de piletas oscuras o con superficies oscuras se necesitará más de una luminaria o realizar una combinación de distintos tonos de luz.


Combinar distintas tecnologías de iluminación, el mix de luces generará efectos maravillosos.


No hay que olvidarse de la seguridad, hay que hacer hincapié en la tensión de seguridad sobre la que el sistema de iluminación estará trabajando. Es esencial que  todo el material utilizado esté protegido  y cumpla con el grado de tensión máxima de 12V en corriente alterna y 30 V en corriente continua. En cuanto a la fuente de alimentación, debe encontrarse fuera de la piscina y sus componentes cumplir con los requisitos de ser de uso específico para piscinas.


Como ya mencionamos, en el mercado la oferta en iluminación subacuática es enorme pero nosotros recomendamos tres tipos de tecnología, sin duda la tendencia se mueve hacia la tecnología LED.

Es una tecnología programable que convierte energía electrónica en luz, con la capacidad para generar una iluminación blanca neutra especial para piletas de colores oscuros o con superficies oscuras generando más espacios de iluminación y también genera colores RGB (Red, green y blue). La combinación de estos tres colores primarios genera una amplísima cantidad de colores para iluminar.

Su tecnología logra colores más brillantes, amplios y ricos como también permiten implementar patrones rápidos y excitantes cambios de colores. El controlador para esta mezcla de colores puede ser un modulador externo fuera de la pileta con conexión a las lámparas o bien un modulador incorporado a la lámpara

Encontramos tres tipos de variedades de luces LED subacuática:

  • LED Empotrados: Para piscinas que cuentan con preinstalación.
  • LED de Superficie: Fijados sobre la pared de la pileta, conectados mediante un transformador a la toma de corriente por un cable visible.
  • LED Rapid: Se conectan en las boquillas de impulsión de la piscina dejando oculto el cable.

Otra de las ventajas a tener en cuenta es su eficiencia energética, pudiendo durar más de 35.000 horas de uso pero con un consumo y mantenimiento mucho menor a cualquier otra oferta de mercado. Esto hace a la tecnología LED un producto con mucha vida útil en relación a los demás productos.

Las ventajas en relación a otro tipo de tecnología de iluminación subacuática son:

  • Mayor eficiencia luminosa.
  • Mayor vida útil.
  • Altas posibilidades de diseño en cuanto a la iluminación pileta, según colores y patrones.
  • Mejor relación precio-mantenimiento.

Algunas desventajas de este tipo de tecnología son:

  • Precios altos.
  • Bajas Potencias por unidad de LED.
  • Alto número de LEDs por lámpara.

Continuando con la oferta de iluminación subacuática del mercado encontramos a la fibra óptica, tecnología desplazada por la luminaria LED pero aun se puede encontrar como opción.

La fibra óptica es un hilo muy delgado que está formado de materiales transparentes; ya sea vidrio o plásticos. Por medio de éste se envían pulsos de luz o datos para transmitir. La luz queda atrapada dentro en el interior de la fibra por lo que la luz proveniente de una fuente se refleja una y otra vez hasta el final de la fibra.

La luz puede ser transmitida a través de un iluminador donde se sujetan las fibras y centradas en la pantalla hace de proyector, alojando la electricidad y el calor producido. De allí parten las fibras ópticas que llevan la luz por las paredes de la piscina, donde se encuentran los lentes que difunden la luz hacia su interior. Este modo de instalación hace que pueda ser ubicada en lugares de difícil cableado, como así también en zonas con poco agua o sin agua, ya que que no conducen electricidad ni calor. Debido a sus materiales el cableado se hace poco visible dando excelentes terminaciones.

En cuanto a la variedad de colores, es casi tan amplia como la tecnología LED permitiendo elegir entre colores RGB y blanco, como así también generar secuencias de colores. Se convierte en una opción ideal para destacar caídas de agua o resaltar espacios puntuales de difícil llegada.

Las ventajas de este tipo de tecnología de iluminación subacuática son:

  • Rápida y fácil colación.
  • El cableado no transmite calor ni electricidad.
  • Resulta relativamente barato agregar más artefactos una vez hecha la inversión de la fuente de luz.
  • Accesibilidad para instalar sin importar el lugar.

Algunas desventajas de este tipo de tecnología son:

  • Productos caros en relación a la oferta de productos de iluminación subacuática.
  • Poco alcance lumínico.
  • Corta vida útil.

Por último encontramos a las lámparas incandescentes, quizás la tecnología más antigua y convencional de luces para piscinas, incluyen cualquier lámpara con un filamento, también los halógenos. Su funcionamiento es simple: un proyector colocado en las paredes de piscina, en el interior del mismo una lámpara, que provee la luz mientras que el lente del proyector la distribuye, se alimenta por un transformador que conduce energía eléctrica de baja tensión hasta el proyector.

En cuanto al color de luz que generan es solo de color blanco para poder tener distintos colores debemos colocar un filtro colocado sobre la fuente de luz lo que logra un solo color estable pero no permite una combinación de colores. Por otro lado debemos remarcar que el costo es posiblemente uno de los más baratos del mercado pero también su mantenimiento es caro debido a que consumen mucha energía y su vida útil es corta.

Las ventajas de las lámparas incandescentes son:

  • Coste por unidad bajo.
  • Mucho rango lumínico.

Y las desventajas que debemos tener en cuenta:

  • Costo por mantenimiento alto.
  • Corta vida útil.
  • Colores monótonos.
  • Consumen mucha energía, por ende no es un producto eco-friendly

Hoy en día existen muchos otros tipos de iluminación subacuática como lámparas flotantes o la tecnología Powerled, siempre siguiendo la misma tendencia de precios cada vez más bajos, un menor consumo de energía, productos eco-friendly y productos más seguros.

Cualquiera fuera la opción elegida, es importante confiar la instalación a personal calificado evitando problemas en un futuro, quién además podrá asesorarlo e informarlo sobre todas las posibilidades que el mercado de luminarias para piletas puede ofrecernos.


Este artículo fue publicado en Sin categoría